Presentación

El proyecto Pesca Sostenible es un reto asumido por Asociación Civil Labor, con el apoyo de Amigos de la Tierra para evitar el colapso de los principales recursos hidrobiológicos del Perú, especialmente del más importante: la anchoveta.

Su objetivo principal es asegurar la Sostenibilidad de
los recursos hidrobiológicos y la biodiversidad en el mar peruano.

Problemática

La industria de harina y aceite de pescado es la más importante de la pesquería peruana y una de las más importantes de nuestra economía, aportando aproximadamente el 20% de las divisas del país (2% del PBI). Da trabajo a 150 mil personas entre pescadores, trabajadores de planta y trabajadores de servicios, constituyéndose en la principal actividad de muchas ciudades de la costa peruana. Proporciona además los insumos básicos de los alimentos balanceados para actividades como la avicultura, ganadería y acuicultura peruana y mundial, así como para la preparación de productos nutracéuticos ricos en omega-3.

Lamentablemente, los recursos corren el peligro de ser depredados debido al sobredimensionamiento de la flota de fábrica, situación permitida por el Estado. Sumado a ello existe un deterioro de las condiciones de trabajo pesquero por vedas, despidos y quiebras de empresas. De otro lado, la industria pesquera genera grandes impactos ambientales, pues sus efluentes líquidos afectan el mar donde son descargados y sus efluentes gaseosos afectan la salud de las poblaciones cercanas.

Si bien la Unión Europea exige Sistemas Sanitarios y Buenas Prácticas de Manufactura por sus proveedores de alimentos, no exige buenas prácticas ambientales y sociales en sus proveedores de productos pesqueros.

En este contexto, Asociación Civil Labor considera que es necesario asegurar la sostenibilidad y diversidad biológica de los recursos de nuestro mar, con la finalidad de que sean utilizados como fuente de alimento, trabajo digno y desarrollo integral en beneficio de todos los peruanos.

Crecimiento Excesivo e Ilegal de la Flota Pesquera

El problema más grave de la pesquería industrial en el Perú es sin lugar a dudas la excesiva cantidad de flota existente, lo que ocasionó que en el año 2006, dicha flota trabaje menos de sesenta días. Caso similar se ha vivido durante el 2007, afectando a todos los que se dedican a esta actividad, especialmente a los trabajadores de flota y de las fábricas pesqueras, y a todos quienes brindan servicio a este sector.

Es un tema que afecta también al Estado, pues al elevarse los costos operativos unitarios de las embarcaciones de las fábricas, la empresas reportan pérdidas o en el mejor de los casos minúsculas ganancias, aportando pobremente por concepto de impuesto a la tercera categoría. Los elevados precios de la harina y aceite de pescado en el mercado internacional solo alivian temporalmente el problema.

El hecho es que desde 1992 ha aumentado la capacidad de la flota industrial, a pesar de la prohibición legal que existe desde ese mismo año. Algunos funcionarios de alto nivel se han enriquecido dando Permisos de Pesca violando la ley, haciendo un inmenso daño, impactando en la calidad del empleo pesquero, afectando la caja de beneficios sociales del pescador, reduciendo el aporte de las empresas de este sector al fisco y poniendo en grave riesgo la sostenibilidad de los recursos hidrobiológicos de nuestro mar.

El Cambio Climático y la Pesquería

El calentamiento global, ocasionado por el incremento de los Gases de Efecto Invernadero (GEI), podría provocar diversos trastornos que impactarían seriamente en nuestro sector pesquero.

Entre esos trastornos mencionamos los siguientes:

-Cambio en el régimen de las corrientes marinas. Entre ellas se vería afectada la corriente de Humboldt, tan importante para la riqueza hidrobiológica de nuestro mar.

-Aumento de la temperatura del mar.

-Aumento de la acidez del agua de mar, pues parte del CO2, al disolverse en el mar aumenta la acidez de éste, afectando los niveles de pH.

-Variación del régimen de vientos, entre ellos los “alisios”, tan importantes para el fenómeno del “afloramiento”, base para la existencia de nuestra riquísima población de fitoplancton (eslabón inicial de la cadena trófica de nuestro mar).

-Al disolverse los glaciares y el hielo de los polos, disminuiría la salinidad de agua de mar.

Lo que debería hacerse

Luego de investigar sobre las causas de la crisis de la industria pesquera y de estudiar las alternativas de solución sometiéndolas a consulta con las diversas instituciones que vinculadas a la pesquería, se han planteado las siguientes soluciones:

1.- Racionalizar la flota industrial, retirando el Permiso de Pesca a todas las embarcaciones que lo obtuvieron ilícitamente y demandar a los funcionarios que los otorgaron indebidamente, así como a los empresarios que se beneficiaron de ello.

2.- Crear Comités de Gestión de la Pesca en cada puerto importante, integrado por todas las instituciones que tengan que ver con la pesquería, a fin de que monitoreen el cumplimiento de las normas que aseguren la sostenibilidad de los recursos hidrobiológicos y aporten en la estructuración e implementación de un Plan Integral de Desarrollo Sostenible de la Pesca y la Acuicultura.

3.- Restituir el Ministerio de Pesquería pero con una gestión democrática, participativa y técnica que estructure, junto con los Comités de Gestión, el Plan Integral de Desarrollo de la Pesca y Acuicultura Sostenible.

4.- Fortalecer al IMARPE, otorgándole mayores recursos humanos y materiales, así como darle mayor autonomía y promover mayor participación de los científicos del mar en su gestión.

5.- Promover la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), tanto en los aspectos sociales, económicos y ambientales.

Publicaciones

Boletín Pesca Sostenible

2008

2009

2010
N°7

N°10
N°9
N°8

N°11

 

Contacto

Félix Álvarez
Jefe de Proyecto Pesca Sostenible
Telf: 261-9827
E-mail: felix@labor.org.pe